La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA) en cumplimiento del decreto de Ley N° 11 destruyó en el 2017 aproximadamente  600 mil kilogramos de productos alimenticios decomisados en puntos de ingreso, bodegas y lugares de expendio, por no cumplir con los requisitos sanitarios y/o fitosanitarios para su introducción al país.

En el proceso realizado por la Autoridad en empresas dedicadas a este fin, ubicadas en playa La Chiquita, en La Chorrera, Puerto Balboa y Cristóbal  en Colón, se destruyeron productos cárnicos, vinagres, golosinas, aceite balsámicos, salsa de soya, aderezos, gaseosas, sopas instantáneas, chocolates, suplementos alimenticios, arroz, galleta, sal y enlatados, entre otros, informó el director nacional de Verificación de Alimentos Importados, Ing. Dany Díaz.

La Autoridad exige que todo alimento importado para consumo humano y animal, deben cumplir con los requisitos sanitarios y/o fitosanitario e ingresar al país libre de contaminantes químicos, físicos y biológicos.

La AUPSA continúa con la labor de proteger la salud y el patrimonio agropecuario nacional, bajo criterios estrictamente científicos y técnicos.