Para la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA) es muy satisfactorio el hecho de que en un arbitraje internacional se haya favorecido a Panamá, porque significa que estamos haciendo cumplir todas las leyes, normas y reglamentos relacionados con la importación alimentos, indicó el administrador general Dr. Yuri Huerta Vásquez.

Huerta Vásquez se refirió al fallo dictaminado por el Tribunal de Árbitros del Mecanismo de Solución de Controversias Comerciales entre Centroamérica  a favor de Panamá, en el caso presentado por la República de Guatemala contra la decisión de AUPSA de inhabilitar los registros para la importación de néctares de frutas, que no cumplían con los requisitos de contenido de fruta y/o etiquetado que establece el Reglamento Técnico panameño respecto a estos productos alimenticios de consumo humano.

“De esta forma estamos garantizando que los alimentos que ingresen a nuestro país no solo sean inocuos, sino también tengan la mejor calidad. Nosotros seguiremos manteniéndonos vigilantes para que los niveles de inocuidad y calidad de los alimentos sigan siendo los más óptimos para la población panameña”, agregó.

Meredith Pérez, jefa de asesoría legal de AUPSA, indicó que la Autoridad, cumpliendo con las leyes, reglamentos y normas nacionales, defendió ante Tribunal de Árbitros del Mecanismo de Solución de Controversias Comerciales entre Centroamérica la posición de Panamá en un proceso de arbitraje presentado por Guatemala y en el cual participaron como terceros afectados El Salvador, Honduras y Costa Rica, para que se declarara ilegal la Resolución No. AG-  065 de 30 de octubre de 2015,     mediante la cual se inhabilitan los productos denominados Néctares que no cumplen con el 35% de pulpa  de fruta establecido en el Reglamento COPANIT 31-53 de 1999.

“Defendimos nuestra posición como país con argumentos legales y técnicos firmes, y por ello, el resultado del proceso de arbitraje fue favorable para AUPSA tal y como sostuvimos a lo largo del proceso y ante las diferentes instancias donde fuimos citados sobre el particular”, sostuvo Pérez.

“Nos sentimos satisfechos por este resultado y demostramos que somos una Institución respetuosa de las leyes y que protegemos la seguridad de nuestra población en cuanto a que los alimentos importados sean inocuos, aptos para el consumo y con la calidad que corresponde”, puntualizó.

El Gobierno panameño fue notificado del fallo el 16 de febrero, y el mismo señala que Panamá cumple con las normas de la integración centroamericana, en el sentido de que nuestras autoridades están plenamente facultadas para aplicar los Reglamentos Técnicos panameños vigentes y no aquellos sobre los cuales no ha habido un consenso en la región, lo cual debe ser producto de una revisión conjunta y no de una aceptación obligatoria ni automática por parte de Panamá.