La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos, junto con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y socios locales y estatales están investigando un brote de enfermedad multiestatal de E. coli O157: H7 relacionadas con la lechuga romana de la región de Yuma, Arizona.

La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (AUPSA), luego de realizar las investigaciones correspondientes basado en las publicaciones emitidas el día 3 de mayo del año en curso, comunica que se han adoptado las medidas precautorias provisionales de no permitir la introducción de lechuga romana proveniente del Estado de Arizona, ya que las citadas agencias internacionales se mantienen en la investigación de un brote de E. coli O157:H7 y posiblemente puedan estar involucradas otras áreas de cultivo, periféricas a la región de Yuma. Por lo anterior, hasta que se completen las investigaciones se mantendrá esta medida.

Además, la AUPSA, como medida de prevención ampliará la cobertura de los muestreos y análisis asignados al 100% de las lechugas romanas, en todas sus presentaciones (lechugas romanas enteras, mini romana, corazón, cabeza, liners, picada, productos que contienen lechugas romanas, mezclas de ensaladas, y otras), así como también al resto de otras variedades de lechugas procedentes de los Estados Unidos.

Es importante destacar que la AUPSA realiza análisis de entomología, microbiología, residuos tóxicos de plaguicidas, con el objetivo de verificar la inocuidad y calidad de estos productos.

Reiteramos que la AUPSA tiene como función primordial velar para que los alimentos importados que ingresen al país cumplan con las normas sanitarias y fitosanitarias, que garanticen alimentos aptos para el consumo humano y animal.